¿Cómo interpretar los resultados del análisis decolesterol?
Colesterol sanguíneo total.
Nivel deseable: menos de 200 mg/dL.
El riesgo de la apoplejía y un ataque cardíaco se incrementa en proporción con el aumento en el colesterol
total en la sangre. El nivel de colesterol sanguíneo deseable es menos de 200 mg/dL para los adultos de
20años o mayores. He aquí los parámetros publicados por el Instituto Nacional de Salud.
Colesterol total (mg/dL)
Acción
<200
Deseable
Revisar nuevamente en un año
200-239
Alto (entre normal y anormal)
Hacer cambios en el estilo de vida; revisar nuevamente en un año
>240
Alto
Someterse a una evaluación má extensiva de un médico
Lo que puede hacer para bajar el colesterol sanguíneo elevado:
1. Dejar de fumar.
2. Bajar de peso si tiene sobrepeso.
3. Reducir el consumo de las grasas saturadas.
a. Comer menos alimentos altos en grasa.
b. Sustituir las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas por las grasas saturadas.
c. Comer pan, pasta, arroz y vegetales sin grasas agregadas.
d. Comer fruta en lugar de pastel, pay, galletas y donas.
e. Utilizar carnes magras, carne de aves y pescado que son cocidos, asados, hervidos, o preparados sin
usar batidos o grasas.
f. Utilizar productos lácteos bajos en grasa.
4. Incrementar el consumo de la fibra dietética.
a. Comer panes integrales y cereales, especialmente los que se basan en la avena.
b. Comer frutas y verduras frescas.
c. Comer más frijoles secos y chícharos.
5. Hacer un mínimo de 30 minutos de ejercicio diariamente.
La lipoproteína de baja densidad (colesterol-LDL)
Deseable: menos de 100 mg/dL.
La lipoproteína de baja densidad conduce el colesterol a través de la sangre. El colesterol LDL
generalmente está en vías de depositarse en los tejidos, incluyendo las arterias. Cuanto más alto el nivel de
colesterol LDL, mayor su riesgo de enfermedad cardíaca.
Colesterol LDL (mg/dL)
Acción
Menos de 100
Deseable
Revisar nuevamente en un año
100-129
Casi deseable
Evaluar otros factores de riesgo y hablar con su médico sobre
la necesidad de hacer cambios
130-159
Alto (entre normal y anormal)
Hacer cambios en el estilo de vida; revisar nuevamente en
un año
160-189
Alto
Someterse a una evaluación más extensiva y obtener las
recomendaciones del médico
190 o mayor
Muy alto
Someterse a una evaluación más extensiva y obtener
opciones de tratamiento del médico
Lo que usted puede hacer para bajar el colesterol LDL elevado:
Las mismas acciones que bajan el colesterol sanguíneo total también bajarán el colesterol LDL.
La liproproteína de alta densidad (colesterol HDL.)
Deseable: más de 60 mg/dL.
La liproproteína de alta densidad también transporta el colesterol a través de la sangre. El colesterol HDL
usualmente se está conduciendo de las células y vasos sanguíneos al hígado donde se descompone y se
elimina del cuerpo. Altos niveles de colesterol HDL en la sangre pueden ayudar a reducir su riesgo de
enfermedad cardíaca. Un nivel de colesterol HDL de menos de 40 mg/dL es un factor de riesgo para la
enfermedad cardíaca.
Colesterol HDL (mg/dL)
Acción
<40
Bajo
Hacer cambios en el estilo de vida; revisar nuevamente en un año
60 o más
Deseable
No se requiere ninguna acción
Lo que puede hacer para aumentar el colesterol HDL sin aumentar el colesterol total:
1. Hacer ejercicio.
2. Sustituir grasa monoinsaturada por la grasa saturada.
3. Limitar la utilización de grasas trans ( en barras de margarina, alimentos fritos, y pastelería).
Triglicéridos (TG)
Deseable: menos de 150 mg/dL
La mayoría de la grasa que se almacena en su cuerpo y que circula en la sangre está en la forma de
triglicéridos. Las personas con un alto nivel de triglicéridos en la sangre pueden tener un riesgo mayor de la
enfermedad cardíaca. Debido a que los triglicéridos altos usualmente ocurren conjuntamente con la presión
alta o sobrepeso, no está claro si la presencia de solamente un alto nivel de triglicéridos sanguíneos es un
riesgo. Por ejemplo, una persona puede tener un nivel de colesterol sanguíneo normal, colesterol LDL bajo,
colesterol HDL alto, y un peso corporal aceptable, pero puede tener un alto nivel de triglicéridos sanguíneos.
No se ha comprobado si esa persona está en riesgo o no.
Lo que puede hacer para bajar los triglicéridos sanguíneos:
1. Bajar de peso si tiene sobrepeso.
2. Reducir el consumo de grasa total.
3. Evitar las bebidas alcohólicas.
4. Reducir el consumo de azúcar.
¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia grasa (un lípido) presente en todas las células del organismo. El organismo humano produce naturalmente todo el colesterol que necesita para formar las membranas celulares y producir ciertas hormonas. El organismo obtiene colesterol adicional de alimentos de origen animal (carne, huevos y productos lácteos). Aunque a menudo atribuimos la elevación del colesterol en sangre al colesterol que contienen los alimentos que comemos, el causante principal de ese aumento es la grasa saturada. La materia grasa de los lácteos, la grasa de la carne roja y los aceites tropicales tales como el aceite de coco son algunos de los alimentos ricos en grasa saturada.

El colesterol llega a las células a través del torrente circulatorio, transportado por vehículos especiales denominados "lipoproteínas". Dos de las lipoproteínas más importantes son las de baja y alta densidad (LDL y HDL, respectivamente).

¿Qué son las LDL y las HDL?
Las partículas de LDL transportan el colesterol a las células. Como los niveles elevados de colesterol LDL están relacionados con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, a menudo se lo denomina "colesterol malo".

Cuando la sangre contiene demasiado colesterol LDL, éste comienza a acumularse sobre las paredes de las arterias formando un material denominado "placa", e iniciando así el proceso de la enfermedad aterosclerótica. La elevación del colesterol LDL está generalmente vinculada a una dieta alta en grasa saturada, colesterol o ambos. Algunas enfermedades, tales como el nivel bajo de la hormona tiroidea, también pueden producir niveles elevados de LDL.

Cuando la placa grasa se acumula hasta el punto de obstruir el flujo de sangre en las arterias coronarias que transportan sangre rica en oxígeno al músculo cardíaco, puede producirse un ataque al corazón. Sin embargo, en la mayoría de los casos las obstrucciones se forman repentinamente sobre placa que es tan sólo de grado leve o moderado. Del mismo modo, puede producirse un accidente cerebrovascular cuando se acumula placa en las arterias del cuello.

El colesterol total en sangre es la suma del colesterol transportado en las partículas de LDL, HDL y otras lipoproteínas. El colesterol se mide en miligramos por decilitro (mg/dl). Todos los adultos sanos deben realizarse un control del colesterol total y del HDL por lo menos cada cinco años, para poder tener una idea aproximada de su riesgo cardiovascular. Ambos niveles pueden determinarse mediante una muestra de sangre tomada sin necesidad de que el paciente ayune durante las 10 a 12 horas anteriores al análisis de sangre.

Cuando el colesterol total es elevado, el colesterol HDL es bajo o existen otros factores de riesgo cardiovascular, el médico pedirá un perfil lipoprotéico completo, en cuyo caso el paciente deberá ayunar durante las 10 a 12 horas anteriores al análisis. El perfil completo determinará el nivel del colesterol LDL, el lípido más importante para predecir el riesgo cardiovascular. En las personas que padecen de una enfermedad del corazón u otra enfermedad aterosclerótica se realiza desde un principio un perfil lipoprotéico completo, y el control de los lípidos debe realizarse por lo menos una vez por año. Algunos médicos prefieren realizar un perfil lipoprotéico completo a todos sus pacientes, incluso a aquellos que no tienen un riesgo aparente de padecer enfermedades del corazón.

El colesterol transportado por las lipoproteínas de alta densidad a menudo se denomina "colesterol bueno", porque los niveles elevados del colesterol HDL están relacionados con un menor riesgo cardiovascular. Se cree que las partículas de HDL transportan el colesterol de las células al hígado, donde puede ser eliminado del organismo.

Un nivel bajo de colesterol HDL es considerado uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. El colesterol HDL bajo a menudo es una consecuencia de la inactividad física, la obesidad o el tabaquismo. También es común que las personas que padecen de diabetes mellitus tipo 2 tengan niveles bajos de colesterol HDL. Los hombres en general tienen niveles más bajos de colesterol HDL que las mujeres, porque el estrógeno aumenta el HDL.

La relación entre el colesterol total y el colesterol HDL también suministra más información sobre el riesgo cardiovascular de una persona que sólo la cifra de colesterol total. La relación se calcula dividiendo el colesterol total por el colesterol HDL. Una relación superior a 5 indica un mayor riesgo en las personas que no sufren de enfermedades del corazón. Las personas que sufren de enfermedades del corazón no deben tener una relación superior a 4.

¿Qué son los triglicéridos?
Los triglicéridos son grasas que suministran energía a los músculos. Al igual que el colesterol, son transportados a las células del organismo por las lipoproteínas en la sangre. Una dieta alta en grasas saturadas o carbohidratos puede elevar los niveles de triglicéridos.

Se ha demostrado la existencia de una relación entre los niveles elevados de triglicéridos en sangre y un mayor riesgo cardiovascular, pero no todos los científicos concuerdan en que los niveles elevados de triglicéridos, independientemente de otros factores, constituyen un factor de riesgo cardiovascular. Los triglicéridos elevados están relacionados con los niveles bajos de colesterol HDL, la obesidad, la presión arterial alta y la diabetes, los cuales constituyen factores de riesgo cardiovascular. Los niveles muy elevados de triglicéridos (más de 1000 mg/dl) pueden producir dolor abdominal y una enfermedad peligrosa del páncreas denominada "pancreatitis".

Los niveles de triglicéridos se miden al realizar el perfil lipoprotéico completo, un estudio que no se realiza a todos los pacientes.

Análisis de colesterol
El análisis de lípidos debe ser realizado por personal médico capacitado y la muestra de sangre debe ser enviada a un laboratorio acreditado para ser analizada. Los análisis que se realizan en las ferias de la salud y los centros comerciales, y aquellos realizados con equipo de uso casero no siempre suministrarán resultados fiables. Sin embargo, cualquiera sea el método utilizado, todos los resultados anormales deben ser estudiados por un médico.

Antes del análisis de lípidos, debe mantenerse el peso habitual y no deben alterarse ni la actividad física ni la dieta acostumbrada, salvo en el caso del perfil lipoprotéico completo que requiere ayuno durante las 10 a 12 horas previas. Es posible que deba postergarse el análisis si el paciente está resfriado o engripado o ha cambiado recientemente algún medicamento. Además, el médico puede indicarle que no beba alcohol durante unos días antes del análisis.

¿Cómo mejorar los niveles de lípidos?
Para bajar los niveles de colesterol LDL es esencial una dieta baja en grasas saturadas y colesterol. En general se recomienda que todas las personas mayores de dos años de edad adopten una dieta en la que menos de un 30 % de las calorías totales sean proporcionadas por grasas y entre un 8 y 10 % de las calorías totales sean proporcionadas por grasas saturadas. Los pacientes que sufren de enfermedades del corazón o aquellos que no pueden reducir su colesterol LDL con estas restricciones deben limitar aún más su consumo de grasas saturadas, a un máximo de un 7 % de las calorías totales. Una dieta para reducir el colesterol debe consistir principalmente en verduras y frutas; panes integrales, cereales, arroz, legumbres y pastas; productos lácteos descremados o parcialmente descremados; y carne magra, carne de ave sin piel y pescado.

Otros cambios esenciales en el estilo de vida para reducir los niveles de LDL son el aumento del nivel de actividad física y el control del peso. Toda persona físicamente inactiva debe consultar a un médico antes de comenzar un programa de ejercicios. Los médicos pueden recomendar niveles sanos de esfuerzo y generalmente conocen a entrenadores que pueden ofrecer programas de condicionamiento físico personalizados y dietistas que pueden ayudar al paciente a cambiar sus hábitos alimenticios o a rebajar de peso. Es muy importante que estos cambios en el estilo de vida sean permanentes incluso si el médico le receta un medicamento reductor de lípidos para reducir el nivel de LDL.

Los cambios esenciales en el estilo de vida para aumentar un nivel bajo de colesterol HDL son la reducción del peso excesivo, la deshabituación a la nicotina y un aumento de la actividad física.

Los pacientes con niveles elevados de triglicéridos deben controlar su peso corporal, limitar su consumo de alcohol, comer una dieta baja en grasas saturadas y reducir su consumo de carbohidratos simples, porque el hígado transforma en triglicéridos al exceso de calorías de carbohidratos.

Hay varios medicamentos muy eficaces y sanos para reducir los niveles de colesterol LDL. Se han llevado a cabo grandes ensayos clínicos que han demostrado que los reductores de lípidos (denominados "estatinas") pueden reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular y la necesidad de realizar una angioplastia o un bypass coronario. Las estatinas benefician a pacientes de todas las edades, incluso a aquellos que tienen niveles normales de colesterol. Sin embargo, la decisión de recetar medicamentos depende de una variedad de factores, entre ellos el nivel de colesterol y el riesgo general de padecer una enfermedad del corazón.

La reducción del nivel de colesterol no brinda protección absoluta contra las enfermedades del corazón, pero los expertos médicos concuerdan en que es una de las maneras más importantes de reducir el riesgo.